¡Bienvenidos a mi blog nuevamente!

Todos sabemos que después del 18 el resto del año se pasa volando, por si no te habías dado cuenta, ya solo quedan 2 meses para que finalice (por fin) y con ello se viene la planificación de las fiestas de fin de año. En esta ocasión te traigo 4 consejos de ahorro para que tu bolsillo no sufra y no te estreses innecesariamente, como siempre, queda a tu criterio si son aplicables o no.

1. Hazlo tú mismo:

Los regalos más atesorados por las personas son aquellos a los que les damos un valor emocional: en tus ratos libres, puedes entretenerte haciendo collages de fotos o busca una rica receta en google de galletas navideñas y en vez de comprar papel de regalo, puedes hacer tus propias y originales envolturas con papel metálico o papel craft. Serán el detalle perfecto para quienes te aman.

2. Prioriza tus regalos:

Típicamente, estas fiestas son para el disfrute de los niños, por lo que no te sientas obligado a hacerle regalos a todo el mundo, mejor esmérate en ser un buen anfitrión y prepara una cena inolvidable para la familia. Un buen brindis y una conversación amena llenan el corazón.

3. Compara los precios y elije tu mejor opción:

Si pese a lo anterior, igual deseas hacer regalos, no te quedes con lo primero que pilles, cotiza, busca y compara los precios de los productos que deseas comprar, dado que ahora todo es online, puedes revisar en estos sitios web que funcionan como comparadores de precios y te enlazan a los sitios de origen para la compra: para electrónicos y tecnología existe solotodo.cl y para moda, hogar, cupones y más está knasta.cl. Escoge el que más te acomode y ahorra sin dejar de sorprender a los tuyos.

4. Si hay deudas, evita el gasto:

Si llegando a la fecha, aún mantienes muchas deudas, evita gastar en regalos ostentosos, tu presencia y buenas intenciones valen mucho más que aumentar tu carga financiera innecesariamente, tus seres queridos lo entenderán y te apoyarán.

Sigue estos consejos y disfruta estas fiestas de fin de año en familia y en casa. 🤗

¡Hasta la próxima!